Seguidors

dilluns, 26 de març de 2012

Cuarto premio!!


Quiero agradecer a  por el premio. Me toca pasar el premio a otros cinco blogs,así que ¡voy a por ello! Gracias a Noelia

-Copiar y pegar el premio (foto) en el blog donde ha sido otorgado.

-Premiar a 5 blogs que os gusten (deben de tener menos de 200 seguis), y dejarles un comentario en una de sus entradas.
-Continuar la cadena nominando a 5 blogs.  

AMORETERNO:) : AE

Y LO SIENTO, YA PODRÉ MÁS OS QUEREMOS!!!

dilluns, 12 de març de 2012

Desmotivadas:(

Siento mucho decir esto, pero últimamente no nos vemos lo suficiente motivadas como para seguir con la história. A parte, casi no nos comentan, a excepción de dos o tres personas y nos hemos estancado en los seguidores. Así que nos gustaría pediros vuestra opinión de que quereis que hagamos con el blog. Si os gustaría que continuase la história SOLO haremos un capítulo más pero alomejor ni eso.
También lo dejamos porqué tenemos muchos exámenes y algún que otro suspenso y tenemos que hincar los codos o sinó las notas irán mal...
Gracias por vuestra comprensión y sobretodo nos gustaría saber lo que pensáis.
Atte: Unas escritoras y mejores amigas desmotivadas.

dilluns, 5 de març de 2012

Capítulo 19

Las sábanas tapan lo justo y necesario tanto de mí como de Oliver. Ya no tengo miedo, él está a mi lado, tan guapo dormido. Me quedo un rato mirándolo es que es tan irresistible...
-Buenos días princesa.- Me dice mientras abre los ojos.
-Al fin... llevo un buen rato haciendo ruido para que te despertaras y nada.
-¿Y por qué no me has despertado directamente?
-No sé, me sabía mal.
-Ahh que bien, te sabía mal pero despertarme no.- Me dice con un sonrisa que se le escapa.
-Porqué no es lo mismo!- Digo sonriendo.
-Qué conversación más tonta. Hablando de conversaciones tontas, tengo hambre, ¿que me has preparado?
-Tendrá morro, además, ¿Eso que tiene que ver con lo de la conversación tonta? El que tiene que preparar el desayuno es el príncipe, no la princesa.
-Bueeno, vaaaale. Iré a por algo para desayunar a la tienda mugrosa esta que hay debajo. – Me explica mientras se levanta de la cama, coge una camiseta y un pantalón corto y se lo pone. ¡Pero qué culo madre mía! Coge dinero y abre la puerta. – Después ábreme, que dejo la tarjeta aquí.
-Como quieras.- Cierra la puerta y oigo sus pasos por el pasillo. Me levanto yo también y me dirijo al lavabo, allí me cepillo los dientes  y me peino un poco, llevo unos pelos… Me pongo un poco de maquillaje y unas gotas de colonia. Cuando vuelva tendrá una pequeña sorpresa. Vuelve enseguida, escucho los paso de nuevo. Y pica.
-Dani, ábreme.
-¿Y si no quiero?
-Va, abre que nos van a echar la bronca por estar gritando.
-Me tendrás que dar algo a cambio.
-¿Qué quieres?
-Mmm, que me pases los pantalones por debajo de la puerta. – Me río.
-¿Qué quieres qué?
-Eso, que te quites los pantalones y me los pases por debajo de la puerta.
-Sabes que eso es imposible, no caben.
-Tú hazlo.- Suspira y escucho como se los está bajando y intenta colocarlos por debajo de la puerta. Entonces abro y me lo encuentro agachado en bóxers y camiseta. – ¿Pero qué haces ahí?
-Pero serás…
-Guapa. –Le interrumpo. Me comienzo a reír, lo cojo de la camiseta y lo atraigo hacia mí.
-Te he traído cruasanes de chocolate.
-Te prefiero a ti. –Cierro la puerta como puedo mientras le beso, le quito la camiseta. Demasiada tensión acumulada. Caemos en la cama y los besos van bajando...
-¿Estás segura?
-No lo estropees y sigue! – Los besos son más fuertes, calor en nuestros cuerpos hasta que acabamos como la noche anterior.- Ha sido el mejor desayuno de mi vida.
-Pero si ni siquiera hemos comido.
-¡Uhh que no! Mira cómo como. – Le digo con la boca llena de cruasán de chocolate.
-No seas gula y dame un poco ¿No? – Y me besa en la boca mientras con su lengua coge el cruasán de mi boca.
-Mira como me has puesto.- Digo mientras le señalo mi barriga que está llena de chocolate.
-Tranquila, eso me lo como yo.- Y se lanza a chuparme el vientre.
-¡Para, para! Qué me haces cosquillas.- Digo a carcajadas.
-Es que me gusta mucho, pero no tanto como tú. ¿Sabes que te quiero, verdad?
-No tanto como yo.





diumenge, 4 de març de 2012

Twitter

Holaa! No se si todas lo habeis visto pero en ''Cuéntanos'' hemos puesto la dirección del twitter que nos hemos hecho:
https://twitter.com/#!/momentsbyme
A parte del ask: para cualquier tipo de preguntas, así que preguntar lo que querais que lo respondemos todo.
http://ask.fm/momentosqueteatrapan
Bueno, ya iba siendo hora de que os mencionaramos ¿No? Que ya sois 81 seguidoras!! Que se dice pronto GRACIASS
Esperamos seguir creciendo como lo hemos hecho hasta ahora y que sigais comentando por Cbox o por donde querais, porque nos sacais una sonrisa con ese pequeño detalle.
Pues nada más, que nos encantaria que sigais leyendo y os siga gustando.
Besos^^
Y una vez más: GRACIAS A TODAS!

Capítulo 18

Nos pasamos toda la mañana en el coche. No hemos hablado desde que nos despertamos, no hemos cruzado ni un te quiero ni una sola mirada. Parece como si lo de ayer le hubiera molestado mucho, pero si es verdad que siente algo por mí como dice tendrá que esperar.
-Oliver, estas bien? No me has dicho nada en toda la mañana.
-Sí. ¿Por qué?
-Siento como si estuvieras enfadado conmigo por lo de ayer.- En ese momento para y apaga el motor del coche. Me mira fijamente a los ojos y me sonríe.
-Como voy a estar enfadado contigo si ahora mismo eres lo único que tengo, eres mi compañera de viaje, eres mi todo. Pero también me gustaría saber que es lo que te pasa, que es eso tan horrible  que te pasó.
-Ya....Pero es que es pensarlo y un escalofrío me recorre todo el cuerpo, desde el dedo gordo del pie hasta el último pelo de mi cabeza.- Al recordarlo empiezan las lágrimas y la tristeza. Desde que conocí a Oliver me había olvidado un poco de la pesadilla pero sabía que en algún momento tendría que volver a aparecer. Y ayer fue el momento. Oliver me abraza como si fuera el último día de nuestras vidas, me abraza como si no quisiese que me escapase. ¿Se puede querer tanto a una persona que conoces de hace cuatro días? Es increíble lo rápido que ha sido todo, hace menos de una semana estaba en casa con Iván y ahora estoy en mitad de dios sabe donde con Oliver y sintiendo algo por un chico que nunca me había ocurrido, pero aún no me puedo llamar enamorada.
Paramos enfrente de un hotel. Por suerte había una habitación libre aunque parecía la habitación del conserje. Creo que incluso he visto corretear una araña debajo de la cama. Estoy tumbada en la cama y veo a Oliver que está en el lavabo, veo como se levanta la camiseta y puedo ver sus marcadas abdominales. Me encanta. Creo que ya es hora de afrontarlo, contárselo y poder hacer lo que tengamos que hacer. Me acerco a él y lo abrazo por detrás, empiezo a darle besos por la espalda hasta llegar al cuello.
-Dani....No me gustaría quedarme con el calentón aunque es muy tentadora tu propuesta y ahora mismo te cogía y te tumbaba en la cama.
-Oliver ven.- Le cojo de la mano y le llevo hasta la cama.- Todo pasó mientras estaba en el internado. Carolina, si la chica esa que te tiraba los trastos, me presentó a un chico un día, se llamaba Michael. Nos hicimos amigos y nos llevábamos bien pero su actitud cambió cuando se enteró de que Iván y yo estábamos saliendo. Me trataba de manera distinta, pero no a mejor sino todo lo contrario. Siempre que podía me dejaba en ridículo y un día me dijo que quería hablar conmigo pero en verdad era todo lo contrario. Me metió en un cuarto oscuro, solo puede ver una o dos fregonas. Empezó a besarme y yo intentaba deshacerme de él pero no podía. Él seguía, empezó a quitarme capas y mas capas y al final se salió con la suya.- Oliver me secó las lágrimas y solo me respondió con un beso.
-Pero ahora como se te acerque alguien así tengo dos amigos, míralos son pim y pam.- Me enseña sus dos puños, eso me provoca una sonrisa.- Entonces si se te acerca haré pim, pam pum y caerá al suelo.
-¿Y el pum cual es? Ese se te ha colado.
-No, el pum es este.- Y me da un beso. Un beso eterno que se me hace demasiado corto. Porque siento que el tiempo a su lado es muy valioso y no puedo perderlo, hay que aprovecharlo.
-Oliver, ahora que te lo he contado todo y que no hay secretos, quiero que me ayudes a acabar de olvidarme del estúpido de Michael y aquello que me hizo, pero quiero que lo hagas ya, ahora mismo.- Y eso lleva a un beso, y otro beso y otro, en la boca, en el cuello y la temperatura va subiendo y la ropa va sobrando. Por fin, me olvido de lo malo y empiezo a ser feliz.



dilluns, 27 de febrer de 2012

EXÁMENES EVERYWHERE:(

Buenass:)) Aunque tenemos malas noticias. Esta semana la tenemos llena de exámenas, a dos por dia casi. Nos hemos pasado toda la tarde y algo de noches estudiando. ¿Mañana que toca? Quimica= a suspenso. ¿Pero esque hay alguien a quien le importe los protones, neutrones....? ¿A parte de a Einstein? ¿Lo he escrito bien? Que más da.?A caso se interesa él por mis exámenes? Creo que todos alguna vez nos hemos acordado de la familia de Einstein, al menos yo.
En definitiva, que esto es lo que hay esta semanaTT Pero si podemos subir, subiremos capítulo.

Muchisimas gracias por seguirnos y comentar:) Con cada comentario se nos va olvidando la semana que nos espera de exámenes^^





By: Estas escritoras ''amantes de la química''

diumenge, 26 de febrer de 2012

Capítulo 17

Entro en el coche, cierro la puerta y me pongo el cinturón. Tengo los ojos un poco llorosos y se me nota un poco que he llorado, gracias a dios que el maquillaje sigue intacto.
-Va, anímate un poco Dani, estás muy seria, que te pasa?
-Nada. – Le digo mirando hacia el frente.
-No, y estás así porqué has visto a un vagabundo mendigando. – Se me escapa una sonrisa, la primera en toda la mañana.
-Tonto.
-Si en realidad te gusta.
-¿Qué me gusta el que?
-Pues eso que sea tonto, que te haga reir… Esas pequeñas cosas que te encantan de mí como a mi de ti, claro está.
-Siempre acabo con los más chulos.
-No soy chulo, sino que me hago valer.
-Lo que decía…
-¿Pero ya estás mejor o no?
-Desde que estoy contigo sí. – Y le doy un beso en la mejilla.
-Elija destino señorita.
-Mmmm… Sorpréndeme.
-Tú lo has querido, quizás tardamos un poco más de lo previsto porque quiero parar a hacer algunas compras.
-Como quieras, no tengo prisa. – A los quince minutos o así aparcó en un supermercado de estos de carretera.
-Quedáte aquí, no tardo nada.
-Vale. – Viene enseguida, con dos bolsas de plástico con el logo estampado del super. Las mete en el maletero y se sube al coche.
-¿Qué has comprado?
-Pronto lo sabrás.
-¿Qué enigmático no?
-Me gustan las sorpresas, ¿A ti no?
-No demasiado.- La noche llegó rápida. Paramos así como tres veces o cuatro, no me acuerdo. Una de ellas para comer y las otras para estirar las piernas. Resultó que en la bolsa llevaba unos sándwiches y un par de refrescos.
-Oliver, tengo hambre.
-¿Ya tan pronto?
-¿Pronto? ¡Pero si son casi las once de la noche!
-Es que el tiempo a tu lado se me pasa tan rápido…
-Además necesitas descansar un rato, estoy cansada yo y eso que no soy la que conduce. – Oliver coge un desvío y se mete por una especie de atajo y quedamos en medio de la nada. Es más o menos como un bosque pero al final hay carretera. Se baja del coche, pone una manta en el suelo y saca las bolsas de esta mañana. De ella saca una bolsa entera y llena de nubes de golosina y otra con otras chuches, de beber Coca-cola.
-Sé que no es perfecto pero es lo que hay.
-Ayyy!!! NUBES!- Digo gritando como una loca.
-Toma.- Me pasa un palillo.
-¿Y qué hago yo con esto?
-Pues pincha la nube y aguántala por el palito.- Se saca un mechero del bolsillo y empieza a quemar la nube, huele a caramelo. Me encanta. – Cómetela.
-¿Pero esto esta bueno?
-Sí, cómetelo.
-¿Seguro?
-¡Que sí plasta! – Y me la espachurra en la boca.Nos acabamos casi todas las chuches y me quedo tumbada en el suelo con la cabeza en sus piernas mientras él me toca el pelo.
-Deberíamos dormir.
-Oliver, no me digas que tenemos que dormir en el coche.
-Si quieres dormir aquí fuera…
-Está bien. – Entramos en el coche y nos tumbamos en la parte de atrás sin zapatos. Que descanso. Nos empezamos a besar y una cosa lleva a la otra y la otra a la una hasta que quedamos uno encima del otro.
-Oliver para, no puedo.
-¿Qué te pasa?
-No sé de verdad que no puedo.
-Vale, como quieras, no te voy a forzar. Pero porqué no te gusta, porqué lo hago mal…
-No de verdad que tu eres perfecto, soy yo que no se. Intentemos dormir un poco, por favor.
-Dani, te quiero.- Y nos besamos. Finalmente nos quedamos dormidos tan pegados como es posible. Derribados por el sueño y el cansancio, con la manta por encima tapando tanto como es posible. Mañana será otro dia.