Seguidors

diumenge, 26 de febrer de 2012

Capítulo 17

Entro en el coche, cierro la puerta y me pongo el cinturón. Tengo los ojos un poco llorosos y se me nota un poco que he llorado, gracias a dios que el maquillaje sigue intacto.
-Va, anímate un poco Dani, estás muy seria, que te pasa?
-Nada. – Le digo mirando hacia el frente.
-No, y estás así porqué has visto a un vagabundo mendigando. – Se me escapa una sonrisa, la primera en toda la mañana.
-Tonto.
-Si en realidad te gusta.
-¿Qué me gusta el que?
-Pues eso que sea tonto, que te haga reir… Esas pequeñas cosas que te encantan de mí como a mi de ti, claro está.
-Siempre acabo con los más chulos.
-No soy chulo, sino que me hago valer.
-Lo que decía…
-¿Pero ya estás mejor o no?
-Desde que estoy contigo sí. – Y le doy un beso en la mejilla.
-Elija destino señorita.
-Mmmm… Sorpréndeme.
-Tú lo has querido, quizás tardamos un poco más de lo previsto porque quiero parar a hacer algunas compras.
-Como quieras, no tengo prisa. – A los quince minutos o así aparcó en un supermercado de estos de carretera.
-Quedáte aquí, no tardo nada.
-Vale. – Viene enseguida, con dos bolsas de plástico con el logo estampado del super. Las mete en el maletero y se sube al coche.
-¿Qué has comprado?
-Pronto lo sabrás.
-¿Qué enigmático no?
-Me gustan las sorpresas, ¿A ti no?
-No demasiado.- La noche llegó rápida. Paramos así como tres veces o cuatro, no me acuerdo. Una de ellas para comer y las otras para estirar las piernas. Resultó que en la bolsa llevaba unos sándwiches y un par de refrescos.
-Oliver, tengo hambre.
-¿Ya tan pronto?
-¿Pronto? ¡Pero si son casi las once de la noche!
-Es que el tiempo a tu lado se me pasa tan rápido…
-Además necesitas descansar un rato, estoy cansada yo y eso que no soy la que conduce. – Oliver coge un desvío y se mete por una especie de atajo y quedamos en medio de la nada. Es más o menos como un bosque pero al final hay carretera. Se baja del coche, pone una manta en el suelo y saca las bolsas de esta mañana. De ella saca una bolsa entera y llena de nubes de golosina y otra con otras chuches, de beber Coca-cola.
-Sé que no es perfecto pero es lo que hay.
-Ayyy!!! NUBES!- Digo gritando como una loca.
-Toma.- Me pasa un palillo.
-¿Y qué hago yo con esto?
-Pues pincha la nube y aguántala por el palito.- Se saca un mechero del bolsillo y empieza a quemar la nube, huele a caramelo. Me encanta. – Cómetela.
-¿Pero esto esta bueno?
-Sí, cómetelo.
-¿Seguro?
-¡Que sí plasta! – Y me la espachurra en la boca.Nos acabamos casi todas las chuches y me quedo tumbada en el suelo con la cabeza en sus piernas mientras él me toca el pelo.
-Deberíamos dormir.
-Oliver, no me digas que tenemos que dormir en el coche.
-Si quieres dormir aquí fuera…
-Está bien. – Entramos en el coche y nos tumbamos en la parte de atrás sin zapatos. Que descanso. Nos empezamos a besar y una cosa lleva a la otra y la otra a la una hasta que quedamos uno encima del otro.
-Oliver para, no puedo.
-¿Qué te pasa?
-No sé de verdad que no puedo.
-Vale, como quieras, no te voy a forzar. Pero porqué no te gusta, porqué lo hago mal…
-No de verdad que tu eres perfecto, soy yo que no se. Intentemos dormir un poco, por favor.
-Dani, te quiero.- Y nos besamos. Finalmente nos quedamos dormidos tan pegados como es posible. Derribados por el sueño y el cansancio, con la manta por encima tapando tanto como es posible. Mañana será otro dia.



4 comentaris:

  1. Te sigo !
    Tu blog es de lo mejor
    espero que pases por el mio.
    Besos <3

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias:) Claro. ahora me paso x tu blog^^

      Elimina
  2. me encantaa!!
    esperoo que subas mas capitulos cuanto antes :))
    estoy enganchada jajaj
    un beso:D

    ResponElimina
    Respostes
    1. ^^Muchisimas gracias a todas:)) Te haremos casi, cuanto antes colgaremos:) Besoss^^

      Elimina