Seguidors

dilluns, 13 de febrer de 2012

Capítulo 11

<<Prepara las maletas y recoge todo lo tuyo, mañana pasamos a buscarte, tu síguenos el royo.>>
Eso es todo lo que decía el mensaje que me envió Dani. Yo hice casi y cogí mis maletas y metí en ellas hasta las pelusas. Dejé fuera el pijama y la ropa de mañana. ¡Qué ilusión, que me piro de aquí!
Dani vino a recoger unos papeles de no se qué al internado y yo ya estaba preparada con las maletas en la puerta de entrada. Al instante pasó Iván con un coche de color rojo y me hizo señas para que me subiera y yo no me hice de rogar y claramente, subí. La verdad es que no sé como se las apañaría Dani para que nadie me viera pero lo importante es que lo consiguió. Y tampoco creo que me echen mucho de menos, ni pueden llamar a mis padres, como no tengo….
-Bueno, te gusta nuestro pisito de alquiler?
-No esta mal… Y yo dónde duermo?
-En la bañera si te parece, pues en el sofá dónde sinó. ¿No ves que aquí no hay más camas?
-Veo que no has perdido tu mal humor.
-Yo también te quiero.
-Sabes que si, tonta.- Y se tira encima mio aplastándome entre sus brazos.
-Sal, que me ahogas.
-Cascarrabias…
-Rubia de bote.
-Eso me ofende ehh, que yo soy rubia natural, ¿¿vale zanahoria??
-Que fuerte, me has llamado zanahoria, ahora te quedas sin cenar.
-No pasa nada no tengo hambre…
-¡Chicas, a cenar!
-¡¿Que asco, pero que es esto!? – Grita Carolina.
-Di mejor que era, porqué  ha cambiado de estado. – Y nos empezamos a reir.
-Mejor pido unas pizzas, ¿No? – Dice Iván.
-Mejor. –Decimos las dos a la vez. Al rato que vino el pizzero nos pusimos a comer la pizza mientras veíamos la tele esa, si se le podía llamar tele, porqué era una birria… nos pusimos a hablar de todo y de nada.
-Oye, mañana voy a ver unos amigos que tengo por aquí y que hace mucho tiempo que no veo. ¿Me quieres acompañar, Dani?
-Mmmm, no me convence mucho…
-Va que sí, que después nos vamos de compras, te hace?
-Uhh, ahora si que voy, que el otro día vi unos zapatos más monos…
-Madre mia, ahora si que no os acompaño.- Dice Iván.
-¿Quíen ha dicho que vengas?
-Después la malhumorada soy yo, ehh, aplícate el cuento maja.
-A las seis estate lista, ok?
-Pero si vivimos juntas, para que me dices que este lista si nos vestimos aquí?
-Ayy, yo que sé.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada