Seguidors

dijous, 2 de febrer de 2012

Capítulo 7

-Iván, siéntate.- Le señalo la cama mientras yo también me siento.
-Hay tan cerca de ti. ¿Seguro que quieres?
-Eres idiota en serio, siéntate ya.-Se sienta muy pegado a mí y me rodea con sus brazos. Yo me limito a leer.
‘’Miércoles 19 de enero de 2011’’
¡No me lo puedo creer! ¡¡¡Lo he besado!!! Pasó muy rápido, pero sentí tanto... Y besa tan bien, tiene unos labios……Está tan bueno! Después hemos estado charlando un poco y hemos hecho como si nada hubiera pasado. No me acuerdo como ha salido la conversación pero hemos acabado riendo. Está siempre abrazándome, es como un oso amoroso. Sí, a partir de ahora él será mi osito. Mañana hemos quedado otra vez a la salida de clase, a ver qué pasa... Espero que sea aun mejor que hoy. ¡Es que besa tan bien! Nunca me ha pasado esto, tener que estar en un internado y conocer a alguien tan increíble como él. Me ha hecho olvidarme de algunos problemas, como que estoy metida en esta cárcel. Llegó la hora de dejar de llorar por los rincones para empezar a disfrutar, que ya me toca.’’
-¿Quién puede ser ese <<osito>>? ¿A ti no te suena?
-Pueees….
-¿Y para esto te he leído la carta y te he contado el secreto?
-Oye me quieres dejar hablar. Que impaciente dios, eres peor que la última tía con la que me acosté.- Le di un golpe en el brazo. A mí no me compara con las barbies de falda mega corta con las que se acuesta.
- ¿Y cuando fue eso? ¿Hace un siglo?
-Já, já. Pues no. ¿Qué te crees que aquí en el internado no he hecho nada?
-En serio……como puedes ser tan chulo. No te soporto.
-Que no inútil que no he hecho nada. Quería ver tu reacción.
-Aa……Y no me llames inútil. ¿Bueno me vas a contar quien es o no?
-¿Y que saco yo a cambio?
-Como no me lo digas una hostia.
-No, gracias, eso no me sirve.
-Vale, que quieres.
-Mmm... Es que ahora no se me ocurre nada, necesito tiempo.
-Pues yo no tengo de eso, ¿Me lo vas a decir o no?
-Te lo digo pero si cuando yo te pida un favor, tú me lo concedes.
-Eso ya lo veremos, pero venga, dímelo.
-A la de una, a la de dos, a la de ...- Y le pegué una bofetada-¿¡ Pero qué haces bruta!?
-Es que tardas mucho, era para quitarte la tontería.- Le digo riéndome a carcajadas.
-Pues ahora no te lo digo.
-Anda que no, si lo estas deseando.- Le digo cogiéndole de las mejillas y estirándoselas.
- No, déjame en paz.
-Venga, no te enfades tonto.-Y le di un abrazo. Entonces Iván se empezó a reír como un loco y yo me quedo mirándole.- Que teatrero eres.
-Sí, sí, teatrero, pero la hostia me la he llevado igual.
-Porqué aún no me has dicho el nombre.
-Por lo que yo recuerdo, así es como se llamaban Carolina y…
-¿Y? Venga hijo tardas mucho.
-Y Michael ostia!
-¿En serio?
-En serio. Pero hace ya mucho tiempo. Ya no se llevan como antes.
-¿Y cómo lo sabes?
-Porqué por aquel entonces, escuché  varias veces que se llamaban así entre ellos.
-Tengo que someter  al tercer grado a Carolina.
-Y digo yo: ¿Qué más te da a ti?
-Pues me tendré qué informar digo yo.
-Cotilla.
-¿Perdona? El cotilla eres tú porqué que yo sepa el que había puesto la oreja y escuchó los motes estos fuiste tú, así qué no me llames cotilla a mí.
-¿Oye me ayudas a estudiar?
-No me cambies de tema.
-¿Se te dan bien las matemáticas?
-Se podría decir qué sí, bueno, se me dan. Pero es que ahora no tengo ganas de ‘’ayudarte a estudiar’’.
-Recuerda, me debes un favor.
-Cierto, no tendría que haber aceptado.
-Pues vente a mi habitación que los libros están allí.
Pasamos como dos horas estudiando, si se le puede llamar estudiar. Iván es más torpe en matemáticas que mi abuela pronunciando WhatSapp. Me salen las X por las orejas ya. Nos tomamos un descanso y bajamos a la cafetería y allí estaba la rubia de bote esa que estaba insinuándose a Iván.
-Hola!- Se acercó a Iván y le puso el escote en la cara.
-Hola…
-Me ha encantado hablar contigo antes. Cuando quieras quedamos, en mi habitación no hay nadie nunca….-Dios, como se puede ser tan golfa!
 -Eee….si bueno…..si acaso ya te aviso yo.- Iván tiene cara de no interesarle para nada la propuesta.
-Pero no tardes mucho.- ¡Le ha guiñado un ojo! Es una indirecta muy directa…
-Oye perdona ¿Te puedes ir a otro sitio? Es que aquí estamos intentando estudiar, cosa que podrías hacer tú. Yo si quieres te ayudo, pero siempre y cuando saque un beneficio.
-Pero…..¿Tu quien te crees que eres?
-Daniela. Soy nueva, encantada.-Le dejé con dos palmos de narices. Como las neuronas las tiene justas para un día se le habrán acabado todas por hoy.
-Me voy pero porque yo quiero.
-Vale, me parece bien. Te acompañaba hasta la salida pero estoy muy cansada.- Lo que os decía, no sabe que contestar. Menos mal que ya se va.
-¿Que chulita eres no?
-Es que quiero acabar cuanto antes contigo. No pensé que serias tan tonto de no distinguir la X de una ecuación con la de una multiplicación.
-Claro no será porque la chica me estaba diciendo indirectamente que me fuera con ella a su cama y no te importara.
-¿Por qué me va a importar?
-Porque sabes perfectamente que te gusto y querrías probar mis labios, igual que yo los tuyos. Lo que pasa es que no quieres admitirlo. ¿Sabes por qué? Porque eres una orgullosa y no quieres mostrar tus sentimientos para que no te hagan daño. ¿Me equivoco?


6 comentaris:

  1. Iván ha dado en el clavo... Yo pensaba que no sería así, pero parece profundo jaajaj

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jajajaja por supuesto:)Iván va a sorprender mucho. Besoos

      Elimina
  2. Muchas gracias:) Con vuestros comentarios tenemos mas ganas de escribir^^

    ResponElimina
  3. bUENO NO ESTÁ MAL... eSTA para comersela (la historia ) y vomitarla y volverase la a comer y otra vez.. y .. otra v...zzz y .... y ... otra.... e... Esto no os lo han dixo nunca no?? erá lo ke pretendia xDDD aunke a kedado un poko askeroso :S pero no keria ke fuera como todos los demás ;)

    ResponElimina
  4. Jajajajaja pues lo has conseguido, que bueno.
    Gracias Ana xD(?) porque tu siempre comentas y nos encanta! Sigue comentando ehh.

    ResponElimina