Seguidors

dimarts, 7 de febrer de 2012

Capítulo 8

Este chico cada día me descoloca más. Es un ni contigo ni sin ti. No soporto su arrogancia, su soberbia, su chulería, pero a la vez me encanta ser testigo de cuando se pone tierno y afloran sentimientos que nunca pensaba que vería salir de él. Me encanta ver todas y cada una de sus sonrisas, sonrisas que gran parte de ella van para mí. No me canso de repetir lo poco que me gusta su personalidad pero de momento es la persona con la que más tiempo paso en el internado y con la que más a gusto me siento.
-Eii......Daniela estas aquí? O te has cogido el primer cohete a la luna y te has ido? Te has quedando embobada. ¿Estabas pensando en mi no?
-Por supuesto que no idiota. Si estuviera pensando en ti hubiera puesto cara de indiferencia.
-Si bueno ya.....No me has contestado a lo que te he dicho.
-¿El que perdona? Es que no suelo escuchar lo que me dices.- No que va, solo escucho las cincuenta mil o más palabras que puede decir en un dia.
-Sé que lo haces para hacerte la dura, sé que te mueres por mí y por mis labios.
-¿Pero tú que te crees?- Dani, tiene razón.
-Pero que tampoco pasa nada. Suelo causar ese efecto en las chicas.
-Vete a la mierda lo más rápido que puedas y déjame en paz.- Y ahora te dejo ahí y me voy. Mientras camino no quiero mirar atrás para que vea que no me importa, pero tengo unas ganas de girarme para ver si me está mirando. Camino hasta la puerta de la cafetería y me cruzo con Michael. ¿Me acaba de guiñar un ojo o es que tiene un tic? No puedo creer que él y Carolina tuvieran algo. Se ha parado a hablar con Iván. Me escondo detrás de la puerta para cotillear. ¿Y si hablan de mí? Nunca se sabe.
-Oye tio ¿me haces un favor?
-Claro marica ¿qué quieres?
-Es que hay una chica que me gusta más o menos y tal.......y que me la quiero llevar a la cama, a ti no te puedo mentir.
-Tu como siempre ehh ¿Y cómo quieres que te ayude?
-Pues tú te llevas bien con ella, podrías hablar y decirle que soy el más guapo del internado y esas cosas....
-Si claro, el más guapo soy yo.
-Sigue soñando. Bueno entonces ¿me ayudas?
-Sí. Pero ¿quién es?
-La nueva, Daniela.
-¿Qué? No, no puede ser. No es tu prototipo de chica.
-Como que no. ¿Tu las has visto?
-Si todos los días. Pero que no creo que le guste.
-Como no le va a gustar esto. – Y se levanta la camiseta. Yo tengo mejores abdominales que él.
-Que no. Además que tu solo la quieres para tirártela y ella se merece más que eso.
- ¿Y quién no?¿Qué pasa, que estas enamorado de ella?
- Pero que dices. ¿Yo enamorado de esa? Que va, que va.- A lo mejor tiene razón y si estoy enamorado de ella.- Pero que no te la recomiendo, van diciendo por ahí que no es como la típicas de aquí, vamos que esa seguro que lleva aun las bragas con los días de la semana escritos.
-Bueno pues no se. Tu habla igualmente con ella.
-Claro, claro tu tenlo seguro.

Paso de espiar, no escucho nada. Normal, tengo a las super mega pijas al lado que están hablando lo buenos que estaban los chicos que han conocido esta mañana osea pio pio ajá. No las aguanto. Voy andando intentando encontrar un puñetero lugar donde me encuentre a gusto en esta cárcel. Si a mi lado estuviera Iván sería más fácil. Encuentro un pequeño estanque. Al rededor está lleno de hierba y de flores. Me siento a ver los pájaros volar y a las palomas pelearse por un mísero trozo de pan. Cierro los ojos y siento como si estuviera en una nube. Hasta que tiene que llegar alguien que me toca los cojones. Pero abro los ojos y veo esos ojos miel. Si me tienen que molestar, que sea así por favor.
-Iván, ¿qué leches quieres ahora? Es mi hora de meditación.
-Mi hora de meditación es cuando voy al váter. Ahí si que nadie me puede molestar.
-Ahórrate eso. ¿Qué quieres?
-Pues que...
-¿Que qué?
-Pues que hay un cerdo que te quiere llevar a la cama, y me ha pedido que le ayude, pero es que no quiero ayudarle, porque no quiero que te haga nada malo, mejor dicho no quiero que haga nada contigo, ni él ni nadie, porque no quiero admitirlo pero es que te veo con otro chico y me muero porque me parece que me estoy enamorando.- Y todo esto me lo ha dicho de golpe, estaba por pararle y decirle que respirara, que me conviene tenerlo vivo. ¿Qué hago le digo la verdad o sigo sacándole de sus casillas mintiéndole?





Perón por tardar tanto pero es que salimos de un examen para entrar en otro. Ya sabeis que si no colgamos es por eso no porque no queramos colgar, que nos encanta escribir y que os guste:) Por cierto, nos lo pasamos muy bien en el concierto de Dani Martin, es increíble*____* Colgaremos alguna foto^^. Bueno y aquí os dejamos el capítulo8. Esperamos que os guste:)

4 comentaris:

  1. Muy buena entrada y tu blog tmb, nos seguimos? Besos y espero tu respuesta.

    ResponElimina
  2. Creo que lo justo es que ella también confiese sus sentimientos :) Qué lindos :)

    ResponElimina
  3. Me ha encantado, ha hecho lo correcto^^

    ResponElimina
  4. Muchas gracias a todas:)En el próximo capitulo se sabrá si Daniela le dice lo que siente o no:) Besoss(L)

    ResponElimina