Seguidors

dimecres, 19 d’octubre de 2011

Capítulo 3

A las 18:00 estaba yo allí como un clavo, tenía unas ganas tremendas de volver a verle.
-Hola mentirosilla!- madre mia pero si esta aun más guapa que la otra noche.
-Que dejes de llamarme así gilipoyas!- en realidad yo se que le encanta  que le llame así.
-Bueno, buena chica no te cabrees.
-Venga va dame mi Blackberry.- Me encanta cuando se enfada, está igual o más guapa incluso.
-No quiero! Bueno en realidad no puedo, esque me la he dejado en casa...-En verdad lo he hecho a posta para poder estar más a gusto, sin el ruido de los coches, la gente mirando. Solo ella y yo...
 -Entonces iremos a tu casa y me la darás- Menos mal si no decia ella de ir lo decia yo. Me muero por estar a solas con ese bombon.
-Está un poco lejos de aquí, así que tendremos que andar un rato.
-Lo que sea por mi Blackberry- se rió.

Durante el camino estuvimos  hablando de todo un poco, le conté que estaba en un equipo de fútbol con Alex. Cuando le mencioné el nombre de Alex puso una cara muy rara. Espero que no se conozcan porque conozco muy bien a mi mejor amigo y es capaz de quitarmela. 
-Podrías venir a verme jugar el sábado, que es la final de la liga de verano.- Asi puedo fardar de chica.JEJE
-Pues no sé, esque he quedado con una amiga.-Mierda :(
-Pues que se venga también, no pasa nada, así tengo más donde elegir jajaja.- Le dije es opero ni por todo el oro del mundo la cambiaria.
-Bueno ya te digo algo mañana por Whatsapp, vale?
-Y después me esperas y vamos a tomar algo con Alex.

Cada vez que me miraba con esos ojos sentia que el mundo se acababa ahi mismo y que solo sobreviviamos ella y yo. Solos para estar juntos...
-Es muy bonita tu habitación.
-No tanto como tu- me salio sin más. Ella se puso roja como un tomate.
-Ahora en serio la veo demasiado ordenada como para ser de un chico. Uala! Tienes un Mac. Que capullo¬¬. Tienes un monton de bambas, por lo menos cien.
-Cientouna.-Le hizo gracia, menos mal porque sino seria tierra tragame.
Le di su Blackberry y me acerque a su cara, nos quedamos a menos de 10 centimetros, yo me moria por besarla y sentia que ella tambien, pero me giró la cara.
-Eso te funcionará con todas las demás, pero conmigo no.
-De que hablas?
-De eso de ponerte cerca para no poderse resistirse a que te besen.Bueno me voy que se me hace tarde.
Y me dejó ahi la tia con todo el calentón. Me maldecia a mí mismo, pero en realidad me encantaba que se hiciera la estrecha, eso la hacía aun mas sexy.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada