Seguidors

diumenge, 6 de novembre de 2011

Capítulo 18

Llegué a casa a duras penas. Me pesaba todo, no podia ni andar. Parecia borracha sin haber bebido ni una sola gota de alcohol. ¿Que he hecho? ¿Porque le he dejado? Si yo le quiero y él a mi... Tal como ha dicho él ha sido todo en caliente. Mi padre estaba durmiendo, le dije que no me esperara despierto que seguramente me vendria con Isaac. Nada ha sido lo que esperaba. Me duché para quitarme esta sensación que tenia, me daba asco a mi misma. Intenté dormir pero solo hacia que pensar en lo que habia sucedido.

-Rebeccaaa, despierta ya dormilona que son las 12.00 y se te va a juntar el desayuno con la comida.- Apareció mi padre por la puerta y me subió la persiana a mala fé para que me diera todo el sol en la cara.
-Papá, dejame porfavor. – Se sentó en mi cama a mi lado.
-¿Te pasa algo cariño?- Hubo un silencio monumental, no era de esas que les contaba todo a sus padres y menos con la ausencia de mi madre.- Sabes que me lo puedes contar sea lo que sea. Antes estaba tu madre pero piensa que ahora puedo ser yo si quieres tu confidente.
-Pues...
-No sera nada de drogas ni problemas con la ley no?
-No no – Me reí. – Sabes que soy muy respetuosa con todo.
-Lo sé. – Me dio un beso en la frente.- Haber ahora si, cuentáme.
-Pues veras estaba con un chico. – Se le cambió la cara de repente.- Se llama Isaac , era mi pareja ayer en la fiesta y pasó algo de lo que no quiero volver hablar ni pensar, asi que por favor no preguntes, y lo hemos dejado pero ha sido por mi culpa. – Empezaron a caer lentamente las lágrimas mientras mi padre me las secaba con una caricia.
-Sabes te voy a dar un consejo, asi que tomatelo como lo que es, yo pienso que las cosas pasan por algo, no siempre, pero en los casos de amor la mayoria. Tal vez tú y ese chico no debias estar juntos.
-¿Y si sí debemos?
-Pues veras como el destino hace lo imposible para que volváis a estar juntos. No me gusta tener que decir esto pero como tu bien sabes un clavo saca otro clavo. Quizás conozcas a otra persona que te haga olvidar lo malo que pasa.
-A lo mejor tienes razón.
-Pues claro que tengo razón.- Reímos.- Ahora vístete y ves a dar una vuelta mientras hago la comida y así te despejas.
-Valeeeee^^.
Me puse mis vaqueros favoritos con mis converse  y una sudadera de Roxy y salí en busca de algo que me hiciera sonreír.

Sin comerlo ni beberlo acabé en el parque donde Isaac y yo soliamos venir. Rebecca ¿eres gilipoyas o es que los Corn Flakes del desayuno te han sentado mal? ¿Porque vas a los lugares donde ibas con Isaac? Me parecia ver su cara en todos lados. ¿Estaria él pensado en mi también o ya ha encontrado a otra chica que le baile el agua? Quiero creer que no, que he sido algo más para él. 
Me tumbé en la hierba a contemplar las nubes. Allí parece todo perfecto.
De repente sonó mi movil. Eran dos mensajes, uno de Valeria y otro de Isaac. Primero leí el de Valeria.

‘’Mi vida como estás? Te juro que como pille a la zorra de Erika le arranco los pelos de uno a uno.¿No sabe cuando parar esta chica?Las dos juntas nos vengaremos de ella. Dame señales de vida estoy muy preocupada por ti y también Isaac. Te quiero amiga.’’

Y sin más abrí el de Isaac, estaba ansiosa por lo que el pensaba de todo esto despues de haber pasado la noche.

’No puedo hacer nada si no quieres estar conmigo pero haré todo lo posible para que no te separes de mí. Te quiero, no, Te amo y lo sabes de sobra. Erika solo quiere vernos separados y no pienso darle ese gusto. Te echo de menos preciosa. Llamame por favor. Necesito escuchar tu voz.’’

Iba a llamarle cuando se sentó alguien a mi lado.
-Hola. ¿Te han dicho alguna vez que eres preciosa?- Me suena mucho su voz.¿Quien es este? Y porque sin conocerme intenta ligar conmigo? No lo sé pero es muy guapo. Es moreno y parece que haya estado tomando el sol los 365 dias del año.
-Gracias.¿Quien eres?
- Un buen chico que quiere conocerte.- Sonrió, tiene una sonrisa perfecta.- Soy Leo. Hace poco que llegue a España y no conozco a nadie. Solo con ver tu carita me alegro de haberme mudado.- Es muy mono*___* y muy majo.
-¿Dónde vivías antes?
-En Italia, soy de allí.
-Ahh si pues hablas muy bien el español.
-Gracias, he tenido una buena profesora.
-Y porque te has mudado?
-Vengo a estudiar. Tengo una beca que gané en la universidad.
-¿Universidad? Cuantos años tienes?
-Ventidos.
-Dioss!!Pensaba que tendrías diecinueve o por ahí pero no veintidós.
-JEJE Me conservo bastante bien físicamente no crees? – Y se levantó la camiseta para que pudiera ver esa tableta tan bien marcada.
-*____*-No sabia que decir.- Si muy bien.
- Nada comparado contigo, eres muy guapa y tienes buen culo. Y tu diras como me lo has visto si estoy sentada? Te he visto antes caminando, tiene andares de modelo sabias?- Sonreí.
- Gracias :) – En ese momento me entró un escalofrio.
-Tienes frio? Ven si no te doy miedo claro.- Me quedé mirándole, la verdad es que si que quería que me acogiera con eso brazos.- Tranquila no voy a robarte ni a secuestrarte ni nada por el estilo.
-Entonces vale- Nos reimos y me abrazó. Estaba muy agusto pero aun asi seguía teniendo en mi mente a Isaac.


Decidí ir al parque donde Rebecca y yo íbamos después de las clases. No me ha llamado. ¿Y si no quiere saber nada más de mi? No puedo estar sin ella. No tengo ganas ni de comer.
Llegué al césped y a lo lejos vi a una pareja que se estaba abrazando en la hierba. Ojalá fueramos Rebecca y yo. La chica se dio la vuelta y pude verle la cara. No puede ser, es Rebecca.
Sentía que me moria en ese momento. ¿Eso soy para ella?¿Nada? ¿Ni siquiera ha pensado en mi?


1 comentari: