Seguidors

dimarts, 1 de novembre de 2011

Capítulo 14

-Madre mia que casa, ni la de los reyes es asi.
-No hay nadie, mi padre esta trabajando, estará fuera toda la noche...- Le cogí de la mano y le lleve a mi habitación. No tenia ni idea de lo que estaba tramando.
-Que ordenado todo y de color lila, como se nota que es tuya y no mia la habitación
-Pues la verdad esque si, soy algo más limpia que tú- Le saque la lengua.
-Perdona¿ Me estas llamando cerdo o guarro? Que la que huele a caca eres tú- Y me cogió como a una niña pequeña sin dejar que me soltara.
-Bueno yo me voy a duchar ehh, no toques nada que te conozco.- Le sonrei con una sonrisa picarona.
-Oyee! Pero no nos ibamos a duchar juntos?- Me puso cara de cachorrito. No es listo ni nada este chico:) 
-Adiossss!- Y cerré la puerta del lavabo.
Tardé menos de 10 minutos. Me pusé la colonia más cara que tenia y me puse una toalla que me tapaba lo justo y necesario.Salí y el se quedo boquiabierto.
-Madre mia como esta la chic.....digo que guapa estás- Intentaba contenerse.
Me acerqué a él y me senté encima suyo. Desde mi ipod empezó a sonar muy bajito Skin de Rihanna.



-Que te parece?
-Estoy intentando contenerme Rebecca, no me tientes no me tientes.- Entonces me acerqué aun más y le susurré:
-Solo dejate llevar.
-Te quiero.- Le quité la camiseta y se bajó los pantalones, nos metimos en la cama y nos tapamos con el edredón y...
-Isaac, ya sabes que eres el primero...
-Tranquila.-  Y me calló con un beso.
Isaac iba con mucho cuidado, para no hacerme daño. Al principio era un poco doloroso, pero es normal, porqué era mi primera vez, poco a poco ese dolor desapareció. Le cogia de la espalda y me junté más a él. No me salían las palabras, solo salian gemidos de mi boca.
-Estas bien? Si quieres paro.
-No no sigue -No podia ni hablar- Dios, eres dios.
-Me encanta que eso salga de tu boca- Y sonreímos.- En este momento eres mía y solo mia.
-En este y en todos los momentos de nuestra vida. Te amo.- Al decir eso me salió un gemido.
-Yo más mentirosilla.

Eran las 2.00 y me desperté de muy buen humor al ver a Isaac a mi lado. Me sentia más protegida a su lado. Lo observaba de muy cerca hasta que se despertó.
-Hola:) Me encantaria despertarme asi todos los dias y que tu me estes mirando.
-Oye que yo no te estaba mirando, no inventes.- Y me di la vuelta hacia el otro lado de la cama.
-Anda que no mentirosilla.- Empezó a hacerme cosquillas.
-Vale para para si que te estaba mirando. Y ¿que pasa, no te gusta?
-Al contrario me encanta.- Nos besamos.
-Me encantaria estar asi toda la noche y toda mi vida, pero me da miedo que llegué mi padre y nos pille.
-Ok preciosa no pasa nada, ademas mi madre estará pensando que donde estoy.
-Oye una cosa ¿Tu quieres mucho a tu madre no? Se te nota.
-Pues si mucho. Desde que mi padre se fue y nos dejó solos. Antes de eso yo me llevaba a matar con ella, pero después empezó a entender mis defectos y yo los suyos.
-Me das mucha envidia en ese aspecto.- En ese instante me cayó una lágrima. Isaac se acercó a mi y me acarició la cara.
-Shh para no me gusta verte llorar. ¿Sabes que mi madre te quiere mucho? Me lo dijó el último dia que estuviste en mi casa.
-¿ A si?- Sonreí.
-Si. Me dijó que si tengo que estar con alguien, que tú eres ideal.
Me tiré encima de él y caimos en la cama. Lo abracé muy muy fuerte.
-Ai ai cariño que me ahogas.- Me quité de encima de él.- Oye pero yo no te he dicho que te quites. Adoro que me ahogues con tus abrazos y que me des besos.- Y por supuesto le besé.

Se vistió y yo me puse el pijama. Lo acompañe a la puerta.
-Bueno entonces esto es un adiós.
-No solo es un hasta mañana amor.- Le besé.
-No soporto tener que despedirme de ti después de una noche maravillosa.
-Ni yo, pero tranquilo que habrá más noches.- Sonríe y me hice la interesante.
-A vale eso me gusta- Me cogió de la cintura y me besó.
-No quiero que te vayas pero tu madre ya estará preocupada y no quiero hacerle enfadar.
-Creo que sabe que estoy contigo.
-Comooooo?¿!!!
-Adios amor te quiero- Me besó y me olvidé de eso.




Lo que no sabiamos era que habia alguien en la calle ,a esas horas de la madrugada, nos estaba espiando.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada