Seguidors

divendres, 25 de novembre de 2011

Capítulo 31

Me desperté de golpe por el maldito móvil. Sonaba ‘’Jóvenes Eternamente’’, ese es el tono para cuando llama Alex.
-Hola guapo.
-Hola princesa. ¿Que haces ahora? No me has llamado o es que no quieres estar conmigo? -Resaltó el conmigo.
-Por supuesto que no es eso cariño. Me encanta estar contigo y que me abraces y que me beses y que cumplas mis deseos. Vamos, que me haces falta cada uno de los segundos de mi vida^^.
-Lo mío es peor, tú no lo sabes, pero ahora mismo me estoy muriendo por no estar a tu lado. Caerá sobre tu conciencia.
-Me atormentará toda la vida, pero ya sabes porque no puedo irme contigo y pasar una noche magnifica.
-A ver repítemelo, que no me acaba de quedar claro.
-Mira que eres tonto ehh, pero me encanta. Es que no quiero dejar a Rebecca sola ahora que es cuando más me necesita. Isaac no se tendría que haber puesto asi.
-Yo solo te digo que si yo te veo a menos de dos centímetros de otro tio, lo mato pero lentamente para que sufra.
-No se si tomármelo como una muestra de amor o como un intento de asesinato.
-Siempre como una muestra de amor mi princesa, nunca te haría daño.
-Te quiero tanto, pero tanto tanto que no hay nadie en el mundo que lo pueda entender o alcanzar.
-Joder te quiero aqui a mi lado, no tan lejos.
-Bueno Alex cariño vivimos a solo dos manzanas el uno del otro.
-Para mi es como mil millones de kilómetros.- Que mono es^^, es que tiene esa cualidad de querer besarlo y achucharlo nada más verlo. Pero solo lo puedo hacer yo y que no me entere que lo hace otra. En ese momento sonó el timbre.
-Alex mi amor que pican  a la puerta. Te quiero guapo, recuérdalo.
-Siempre princesa. Te quiero más que a mi vida.- ¿Como le voy a colgar ahora, después de eso tan bonito que me ha dicho? Pero tenia que colgar.

Abrí la puerta y ahí estaba Rebecca. Se le veía muy apagada y con unas ojeras del copón. Con lo guapa que es ella y lo mal que se le ve ahora.
-Rebecca cariño pasa.
-Gracias. – Su voz sonaba entrecortada.
-¿Cómo estas?- Le aparté el pelo de la cara y le hice un moño, ella no tenia ni ganas de arreglarse.
-Pues no muy bien. La persona a la que más quiero me ha dicho que ya no quiere saber nada más de mi.
-No me puedo creer que Isaac te haya dicho eso.
-Pero no llego a entenderlo. ¿Tan rápido se olvida a una persona que has querido tanto? Porque yo no lo consigo. He llegado a pensar si todo ha sido una farsa e Isaac nunca me ha querido.
-No digas eso porque no es verdad y lo sabes. Él te quería mucho y te sigue queriendo porque a Alex se lo ha dicho.- No me gustaba mentirle sobre algo tan importante para ella, pero la veía tan mal que no podía soportarlo. Des de que Rebecca e Isaac no están juntos, Isaac no ha hablado mucho con Alex, parecía como si no quisiera pasar más tiempo con nosotros.
-No lo sé, si tanto me quisiera no se hubiera enfadado tanto por una gilipollez.
-Bueno te voy a  dar un consejo por te quiero mucho.
-A ver dime ese maravilloso consejo.- Era la primera vez en todo el dia que la veía sonreír.
-Eres preciosa tanto por fuera como por dentro, así que arréglate el pelo, maquíllate y ponte guapa que estoy segura de que hay cientos de chicos que se mueren por estar con un pivón como tú.
-Tu si que eres una buena amiga.- Nos abrazamos.
-Claro que si, tú hazme caso y sonríe que seguro que cuando vean esa linda sonrisa caen a tus pies.
- Pero ahora mismo solo puedo pensar en Isaac.
-Pues yo voy a hacer que te quites de esa cabecita a ese idiota. Conocerás a más chicos y ya verás como te enamoraras más veces.
-Eso espero, pero sufrir un poco menos.
-Para este mismo momento tengo una venda buenísima para el mal de amores. Helado de chocolate y película.
-Me encanta esa idea. Oye Valeria en serio que te quiero mucho y valoro mucho que ahora estés conmigo y no con tu perfecto novio como tú le llamas.
-Por mi mejor amiga hago lo que sea.- Le cogí y le abracé de tal manera que no podía ni respirar.- Aunque Alex me lo ha puesto difícil, no es fácil resistirse a ese chico con esos brazos, esos labios, esas abdominales…
-Pero que no te gusta no?- Dijo irónicamente.
-Más que a un niño una piruleta.

Estuvimos viendo ‘’Perdona pero quiero casarme contigo’’. Se nos escapó hasta una lagrimilla o incluso dos.
-¿Te imaginas que Alex me pidiera casarme con él como en la película?
-Valeria cariño Alex tiene 19 y tú 17, no crees que es un poco pronto?
-En el amor todo vale.
-¿Y tu que le dirías?
-No lo sé. Solo quiero estar a su lado durante toda la eternidad. Empezar por un para siempre y poder escuchar de su boca que estaremos eternamente juntos.
-Que bonito! Me vas a hacer llorar.


Me fui de casa de Valeria, ya era la hora de cenar y mi padre se estaría preguntando donde estaría. Sonó mi móvil y eso hizo que en mi cabeza existiera la posibilidad que ese mensaje fuese de Isaac, pero era de Erika.
-Que quiere la pesada esta ahora.- Al abrir el mensaje sentía que el alma se me caía a los pies junto con el corazón.¿ Es esto verdad? En la foto se podía ver claramente como Isaac y ella estaban dale que te pego pero Isaac salía como si fuera consciente de lo que hacia y que Erika estaba haciendo una foto. Erika también me dedicó unas palabras a parte de la foto.

<<¿Como te quedas? Espero que no te moleste, Isaac ya no es tuyo y espero que muy pronto sea mío. Como puedes ver lo voy consiguiendo poco a poco. Por cierto tu ex tiene una energía brutal. No me guardes rencor, ha sido sin querer.>>

No podía distinguir el rojo del verde de los semáforos, veía a mucha gente yendo de arriba a bajo pero todo muy borroso. Los parpados se me iban cerrando y finalmente me desmallé por completo en mitad de todo el gentío. Isaac acaba de romper mi corazón en mil pedazos.


1 comentari:

  1. Buenoo, decirte que tienes un premio en mi blog, espero que te guste :) Besiitos

    ResponElimina