Seguidors

dijous, 17 de novembre de 2011

Capítulo 26

Fuimos todo el camino sin hablar, hasta que llegamos de nuevo a mi casa. Entramos y me quedé mirandolo, no sabía si gritarle, ignorarle o cualquier otra cosa...
-Isaac! ¿Por qué has hecho eso?-Estaba furiosa.
-Rebecca, anda, no me jodas, se lo merecia.- Me contestó Isaac.
-¿Sabes que puedes tener serios problemas? Además, tampoco ha hecho nada tan grave.
-Los cojones que no! Te ha dado un beso.-Me dijo girando la cara hacia otro lado.
-Ha sido sin querer, ya te lo ha dicho.
-Que lo ha hecho a posta Rebecca, ese va a lo que va!
-¿Y a qué va según tu?
-Pues ese gilipollas lo único que quiere es follarte.-Me quedé anonada.
-No, Isaac, Leo es solo un amigo, a parte, dos personas hacen cosas si quieren las dos, y lo único que se es que yo te quiero a ti. –Y le besé.
-Rebecca, no me gusta que estes con ese tio.
-Ya te he dicho que es solo un amigo, Isaac. Anda, vena quí que te voy a curar. –Le dije cambiando un poco de tema.
-Ah, ahh, pero que bruta que eres! – Todo el rato se quejaba.
-Y tu un quejica! – Y nos reimos.
-Sabes que no mentirosilla.- Y se puso a menos de diez centímetros de mí.
-Me gusaría haberte visto haciendote el tatuaje, quejica. – Y nos fundimos en un largo beso. En eso, apareció mi padre por la puerta. Nos separamos en cuanto lo vimos. Mierda, ahora que le digo?
-Hola hija. – Me dijo, y se nos quedó mirando. –¿ Esque no me vas a presentar a tu... novio?
-Si papá, claro. Isaac, Mario. Papá, Isaac. –Se estrecharon las manos y mi padre se dignó a decir:
-Bueno, Isaac, y cuantos años tienes?
-Dieciocho. –Contestó Isaac mientras se me quedaba mirando.
-Estudias o trabajas?
-Estudio.
-¿Y qué estudias? – Joder mi padre que pesado es a veces.
-Segundo de bachillerato, vamos a la misma clase.
-Asi que vais a la misma clase...
-Ya vale no papá? Ni que fueras un policia y el un ladrón!
-Esta bien hija, voy a ducharme. – Y subió arriba, y nos dejó solos.
-Es mejor que te vallas Isaac. –Le dije mirándolo fijamente.
-Vale, después hablamos de acuerdo?- Y nos besamos.
-Y recuerda que yo solo te quiero a ti.- Y le guiñé el ojo. Entonces cerré la puerta y se fue. Menuda bronca me caerá ahora cuando salga mi padre del baño...
 Joder, pero que poco ha tardado, ni quince minutos. Salía vestido y todo. Entonces se sentó en el sofá y me dijo que fuese.
-Rebecca! Puedes venir hija?
-Si papá. –Y fui rápidamente.
-Y ese tal Isaac?
-Pues mi novio papá, ya te lo he dicho.
-Ya cariño, ya se que es tu novio, pero porqué no me habias contado nada?
-Pues no sé, papá.
-Y cuanto llevais juntos?
-Casi cuatro meses porqué?
-Bueno, pues que quiero que sepas, que hay ciertos métodos anticonceptivos...mmm- Y le corté diciendo:
-Sí papá ya lo sé, todo eso del persevativo y esas cosas, no hace alta que me heches la charla y todo eso. –Y me réi. Se le veía mucho más aliviado. Se notaba que le había quitado un peso de encima.- Estaré en mi habitación papá, si quieres algo ya sabes.- Le grité desde la escalera.
Estuve un rato ordenando la habitación, porqué últimamente la tenía un poco abandonada. Puse un poco de música para animarme un poco, y en un momento estaba haciendo de Rihanna con un bote de espuma del pelo. Como ya lo tenía todo recogido, me senté en mi cama con mi portàtil. Un poco de ocio no hace mal a nadie. Entonces entré en mi correo y tenía un mensaje nuevo. De un contacto desconocido.

<<Hola Rebecca, soy Leo, siento lo de esta tarde, no quería hacer lo del beso. Ha sido sin querer, tengo la cara destrozada, por culpa de tu novio, me han dado siete puntos en la ceja. Me gustaría hablar contigo mañana.  Puedes venir mañana al stanque de las flores? Espero tu contestación.
Te quiero.                                      Leo>>

 Como habrá conseguido mi correo? Madre miaaa, y ahora que hago? Esque me sabe mal no ir, pero a Isaac no le hace mucha gracia que pase mucho tiempo con él.  Y ese <<Te quiero>>??


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada