Seguidors

diumenge, 13 de novembre de 2011

Capítulo 23

Hacia muchisima calor y si tenia a Alex encima aun ,más...... Empezó a sonar mi movil.
-Ni se te ocurra cogerlo ee.
-No lo iba a coger.
Al cabo del rato suena el de Alex.
-Me cago en todo, la gente que pesada. –Colgó.
-Alex me estoy clavando el cintur......-Las palabras salían de mi boca entrecortadas.
-Ya, ya acabo.
-Aaaa joder acaba ya que me lo clavo de verdad.
-Ya, ya me has cortado el rollo ya no puedo seguir.- Se quitó de encima mio.
-No te enfades cariño, esque entre que me estaba clavando el cinturón y tu que me..... pues me hacia daño.
-Es lo que tiene no poder hacerlo en un cama porque están tus amigos y tener que hacerlo aquí en el coche.
-Bueno solo ha sido hoy, preparate porque esta noche si que sera encima del colchón- Le mordí la oreja.
-Aun no vuelven tus padres?
-Que va, estan una semana fuera.
-Uuuuu que semana vamos a pasar princesa.- Nos reímos.
-Mira mira, tengo la marca del cinturón en la espalda.
-Oye no te quejes que con la pulserita esa que llevas también me la estabas clavando ee- Empezó a hacerme cosquillas.
-Jeje pero esque esta pulsera no me la quito ni para mear, es muy importante.
-¿ Quien te la dio?
-Rebecca, cuando teniamos cinco años.
-¿Y ya te cabe?
-Pues claro tonto, me han podido crecer las tetas pero no las muñecas- Y le saqué la lengua.
-Vale vale, pero tan importante es para ti?
-Si, Rebecca y yo somos amigas des de que eramos muy pequeñitas y des de entonces no nos hemos separado, igual que esta pulsera y yo.
-Pues le tuvo que costar cara porque es de oro.
-Como si es de papel, me da igual, lo importante es el detalle que tuvo conmigo. ¿Tu no sabes que Rebecca me salvó la vida?
-A ver cuentáme eso de que te salvo la vida.
-Pues estabamos en el parque y yo estaba en el columpio y un niño muy malote me empujó. Suerte que estaba Rebecca delante porque sino me dejo los dientes en la tierra.
-Uauu tengo una amiga heroína y yo sin saberlo. -Lo dijo en tono burlón y eso hizo que me enfadara.
-Oye no te rías. Gilipollas....
-No te enfades tontorrona que era broma. Le tengo que dar las gracias porque sino que haría yo ahora sin ti?
-Pues la verdad nada.- Nos besamos.
-Venga va vamonos.
-¿Porque has aparcado en un callejón? No hay luz. Como nos secuestren o algo caerá sobre tu conciencia.
-Hombre nose, si quieres aparco en el centro y que nos vean todos ahi dale que te pego.
-Venga vamos ya, antes de que se haga más oscuro.

Tenia verdadero pánico a los callejones. Nunca en mi vida habia pasado por ninguno hasta hoy. Siempre he escuchado historias de niñas secuestradas o violadas en callejones y en otros sitios que no son callejones. Al ser hija única mis padres siempre me han protegido y era de las típicas niñas que iban de la manita de sus padres.A lo que iba, odio los callejones, pero me tranquilizaba saber que iba con Alex y si pasa algo el me protegerá.
-Oye no has escuchado un ruido?
-No. Tranquila que aunque esto este muy oscuro no va a pasar nada.- Me cogió de la mano.
-No estoy yo tan segura.- Solo hacia que mirar para todos lados.

En ese momento se acercó alguien por detras y me cogio del cuello. No le pude ver la cara.
-Dame todo el dinero que tengas o me cargo a la pelirroja.- Me puso un cuchillo en el cuello. Ya decia yo que los callejones no eran muy seguros.
-Sueltala por favor, cogeme a mi si quieres pero a ella dejala.
-Que me des el dinero ostia- Empecé a llorar.
-No llevamos dinero.- Solo queria que esto pasará y que ese hombre me soltara de una puta vez.
-Cállate bonita o no ves a tu churri en mucho tiempo.
-Dejala joder mátame a mi si quieres.
-Ya esta me llevo esto.- Me arrancó la pulsera que me regaló Rebecca y se fue corriendo.
-No mierda, mi pulsera no.- No paraba de llorar,¿ Por que coño nos tiene que pasar esto a nosotros?
-Tranquila, mi amor que yo recupero tu pulsera y al tio este me lo cargo- Me abrazó.
-No Alex no te va a matar.- Ya era demasiado tarde empezó a correr.

Fui detrás de él. Llegamos a una calle donde  habia muchisima más gente. No se podia ni andar. No conseguia ver a Alex entre tanta gente. Como le pase algo me muero. Le vi, corrí hacia él hasta que se paro en un paso de peatones donde ya no podia pasar y le cogí del brazo para pararle.
-¿Que haces, estas loco?
-No pienso dejar que ese hijo de puta se vaya de rositas cuando te ha puesto un cuchillo en el cuello.
-Olvidalo vale?- Yo no podia olvidarlo pero solo queria tranquilizarlo, esta muy nervioso.
-No puedo, mierda. – Le dio una patada a la farola.
-Intentalo.- Le acerqué a mi.- Eii escuchame por suerte no me ha pasado nada, pero te llega a pasar algo a ti y me muero. Asi que deja que ese gilipollas se vaya con mi pulsera porque ahora tú eres más importante que algo material.- Vi como una lágrima caia por su mejilla. Nunca habia visto a Alex llorar.
-Te quiero mucho, lo sabes? Y si ti pasa algo a ti yo si que me muero, pero antes mato al capullo que te lo ha hecho.
-Ven aqui.- Le besé.
Fue una tarde para olvidar...



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada